viernes, 3 de julio de 2009

Crónica 38 - Grandes palabras de quien menos lo imaginaba

Es la primera vez que una frase de un futbolista hace que me sienta identificada por lo mucho que resume en unas sencillas palabras.

El jugador es "La Brujita" Verón y sus palabras iban dirigidas a Eduardo Feinmann. El periodista le preguntaba por un hecho ocurrido hace un tiempo y le dijo que "mucha gente" pensaba que él tiraba las pelotas hacia afuera a propósito porque jugaba en Inglaterra y bla bla bla...

Verón, sabia y sencillamente le dijo: "No digas mucha gente, porque vos sos el que lo está diciendo".

Con esa frase resumió lo que todos deberíamos pensar día a día del periodismo. Pensar que no nos dicen "lo que pasa" sino lo que ellos quieren mostrar y desde la óptica que les conviene. Y pensar que lo que ellos llaman "la gente" es sólo una construcción para hacernos sentir identificados con una masa no identificable pero que coincide "curiosamente" con las necesidades y las ideas más elitistas de la clase media o media-alta.

Los medios de comunicación, y los periodistas que trabajan en ellos (voluntaria o involuntariamente), siempre se hacen eco de lo que le pasa, piensa y siente "la gente". Pero tal como intuitivamente estableció Verón, no son "la gente", son ellos mismos. Y la mayoría de las veces eso que llaman "la gente" parece coincidir en sus ideas con los negocios y las conveniencias de los grupos de poder que manejan esos medios masivos.

Crónica originalmente escrita el 8 de junio

4 comentarios:

Anónimo dijo...

pero que clara que la tenes.estudie comunicacion social(periodismo) en la unlp. 100% de acuerdo con voce.

Celeste dijo...

gracias "Anónimo". Yo estudié periodismo también pero en la UNLZ, asi que somos colegas...

¿Hay algún lugar donde pueda "leerte"?

Un saludo!

floresazuladas dijo...

La verdad no se como te encontré, pero me gusto tu blog. En realidad, me gusto mucho tu poder de análisis envarias de las entradas que leí. Mañana más despierto vuelvo. Un abrazo.

Pablo

Celeste dijo...

gracias Pablo

Publicar un comentario