jueves, 9 de julio de 2009

Crónica 39 - Sensación de vacío

Hoy siento carencia. No suele pasarme. Me siento sola... Pero sola en todos los sentidos posibles: desde el amistoso hasta el ideológico.

Es un vacío demasiado grande para que pueda manejarlo sola. Y cada quien no está aquí para ayudarme, porque, lógico, yo nunca necesito a nadie, entonces nunca nadie está para mí. Los acostumbré así. Soy cero dependiente. Mañana voy a necesitar de nuevo que me dejen sola, que no me hablen mucho, que me dejen a mí con mi mundo interior.

Pero hoy, por primera vez en muchísimos años, siento el vacío. La necesidad de que a alguien le importe verdaderamente lo que me pasa.

Y aunque me da tristeza, al mismo tiempo mi parte racional no puede dejar de pensar cuál fue la cuerda que se movió que hizo que sintiera eso que está casi desterrado de mi subconsciente y forma parte de lo más profundo de mi inconsciencia.

Tanto que ni sabía que estaba ahí... Y espero que no vuelva en mucho, mucho tiempo...

Crónica originalmente escrita el 12 de junio

6 comentarios:

Inconsciencia dijo...

A veces está bueno no depender de nadie. Al necesitar de alguien todo el tiempo y, en algún momento, no tenerlo, uno se hunde en la desesperación... Uno se queda solo (así soy yo, sola en medio de mucha gente... y triste).
También a veces puede ser necesario para la salud mental sentirse solos, necesitar a alguien. Porque nos indica que no somos los únicos en el mundo. Aunque ese otro no esté en algún momento determinado, sabemos que está. Y que estará. Cualquier "otro" que en ese momento va a ser infalible y nos deolverá al mundo. Solos. Como siempre. Pero sabiendo que hay alguien.

Solee dijo...

Lo único que quiero decir frente a ésta crónica es: algunos amamos nuestra soledad y así y todo muchas veces la odiamos cuando realmente estamos o nos sentimos solos, esa sensacion de vacio que vos relataste tan bien en tu escrito. Sólo hay que saber, que nunca estamos solos definitivamente, porque cerca o lejos tenemos a alguien que piensa en nosotros constantemente.

Te quiero hermana! Y daría cualquier cosa para llenar el vacio que sentis, cuando lo sentis. Celeste no se merece la tristeza por nada en el mundo.

Celestísima dijo...

"Inconsciencia" coincido con lo que decís. Vivo con ese pensamiento de que estamos solos pero el otro está ahí ocupando un espacio en el mundo tan valioso como el propio y que nos incumbe en cierta medida. De hecho es lo que me mueve día a día, inconscientemente, pero me mueve. Sin embargo, me agarró por unas horas ese sentimiento narcisista de pensar que a alguien le importa lo que uno hace.

Sole! gracias por tu incondicional amistad. De todas maneras, por suerte no me pasa muy seguido. En parte gracias a los excelentes amigos, como vos, que tengo cerca o lejos y con los que sé que puedo contar.

Braian dijo...

Tengo una sensación de vacío en este instante, tanto que puse en google para ver que saltaba y llegue a tu post. Es raro sentirse así...ni siquiera una filosofía idealista o materialista puede cerrarlo :S. Pero bueno espero que pase pronto. Me agrada ver que no soy el único que a veces le pasa, gracias por compartir tu sentimiento. Saludos!

Celeste dijo...

Es cierto Braian, es muy rara esa sensación. a veces creo que hago bien en escribir esto para que pasen cosas como estas. Que otras personas que sienten igual no se sientan solas.

Y viceversa, porque a mi también me sirve que una persona venga y me diga: a mi me pasa lo mismo a veces.

Muchas gracias por llegar hasta acá. Un saludo!

Braian dijo...

Gracias a Google por llegar aca ja :). Muy interesante tu blog, hay muchas cosas que comparto en sentimientos y pensamientos. Le echare un vistazo por estos dias. Saludos celeste :)

Publicar un comentario