lunes, 19 de mayo de 2008

Crónica 8

I
Di vuelta mi cara para que un rayo de sol que ingresaba por la ventanilla del tren me diera de lleno en el rostro. Sentir su tibia calidez mientras en mis auriculares sonaba una alegre canción hizo que la simpleza de viajar en un medio de transporte se transformara en un momento sublime.

II
A veces me quedo callada, no porque no tenga nada que decir, sino porque tengo demasiado.

3 comentarios:

[ Rocktrónica ] dijo...

Si a veces es mejor callar y explotar, de la bronca por no hablar jeje.
Que buenas tus crónicas son tuyas o las tipias de por ahi (?)

Con respecto a los Pánico te cuento que también estoy un poco enloquesida porque no puedo rescatar mucho de los shows exteriores, y tengo que alimentar al blog pero bueno, algo es algo.
Gracias por visitarlo, sos la única creo :)

UN BESO NOS VEMOS !

Cristian Fieiras dijo...

Bueeenas celeste
te dejo un saludo

Cristian

Solee dijo...

Las crónicas estan abandonas y creo que no es porque no haya crónicas dando vueltas sino por falta de tiempo. Es puramente comprensivo.

Besos Celes!!
Espero que cuando tengas tiempo puedas escribir algo por aca.

(L)

Publicar un comentario